martes, 10 de noviembre de 2009

Álbumes de una década sin nombre: Parachutes - Coldplay (2000). Conquistando el mundo pausadamente

Sábado, he tomado un vaso de ratafía (o quizás más de uno) y unas aceitunas y quiero escribir sobre otro álbum esencial en esta década. El Parachutes de Coldplay. ¡Aggggggggggggggggggg! ¿Que? ¡No puede ser! Nahim, como puedes poner este grupo, ¿te has vuelto loco? ¡Sí son lo peor! ¡Unos vendidos! Vale, vale, ya me lo pensaba, que este grupo os produce arcadas, vómitos y os hace santiguar. Supongo que pensáis como la Lola Montero,  → vídeo (es al final),  que la basura debe de ir al contenedor. Calma, calma. Iré por partes.
Quiero hablar esencialmente de este álbum, quizá del único grupo que con un poco de solvencia (al menos al principio) ha ido por la senda de los grandes grupos de los 60, 70's, 80's, y una parte de los 90's. Y a riesgo de equivocarme, el Parachutes contenía muchas expectativas, no de romper moldes (que eso es muy difícil) sino más bien de una cierta puesta al día de toda la herencia anterior. Cosa que para mí, sólo consiguieron en este, y en algunas cosas aisladas de A Rush of Blood to the Head y X&Y. En Viva la vida, aunque haya conseguido un gran éxito y premios a manta, no hay por donde cogerlo, lleno de tópicos y de un descarado plagio de Joe Satriani (aquí tenéis → un vídeo donde se pueden comparar ambos temas).
Yo los he visto dos veces. Justo antes de su éxito masivo en el lanzamiento de su segundo álbum en Razzmataz, donde hicieron un concierto ajustado, con algunas carencias, con algunas trampas, pero correcto al fin y al cabo, con gente de todas las edades y con una expectativa de que serían grandes. Lo que al final me desengaño fue que el Chris Martin empezase a ir a fiestas para famosos y se dejase engatusar por Robbie Williams (todo según lo que dijo Chris), que a mí con todos los respetos, lo odio a muerte, no sé cómo se le puede dar cancha a un tipo tan oportunista y tan vacío como ese pelele o que le hiciera la pelota a Noel Gallager (sobran los comentarios). Lo más triste fue en X&Y, aunque no es mal álbum, y que el primer single y video ("Speed of Sound") no están nada mal, el segundo ("Talk", la canción es correcta), en el vídeo ya salían todas las payasadas típicas de grupo que quiere vender como sea. Las comparaciones con U2 se reforzaban, parecía como si ellos fueran el modelo a seguir, incluida la influencia de los Rem en algún tema. Ya teníamos un supergrupo. Yo los vi en esta gira, ahora hará 4 años y habían cambiado mucho desde el concierto de Razzmataz, debido a que estábamos en el Palau Sant Jordi y que fueran habituales las "poses" de divo de Chris, y todos los inconvenientes de un grupo superventas (masificación de los conciertos, mucha artificialidad, puesta en escena al uso).
 Quiero que os olvideis de lo que os he dicho y hablaros de las excelencias del primer álbum de Coldplay. Por ejemplo una canción como "Don't panic", de las mejores letras escritas por Martin, con un original vídeo.

Otra canción que reivindico y que los harian grandes es "Spies", donde Jonny Buckland arranca con el E-Bow un lamento triste que desemboca en una firme acústica de Chris. Tiene una letra desenvuelta, que afianza el álbum.

 
"Sparks", con un gran trabajo del bajo, que tiene textura jazzística, y un aire calmado y acústico que vuelven a dar puntos en el álbum. Un gran single como es "Yellow" (no sé porque, siempre me ha recordado el "Zombie" de los Cranberries, quizá por eso, el tema no lo acabo de ver redondo), que tuvo, en la parte visual, un muy buen videoclip, de factura sobria y elegante. Y aunque parezca mentira, aún hay más canciones de factura acústica como "We Never Change", tranquila, concisa y plácida.
En la parte negativa "Shiver", larga, larga, repetitiva y aburrida, mucha pirotecnia guitarrera y poco para recordar. "Trouble" que a pesar de no ser una mala canción, es como la madre de todos los males de los Coldplay (este patrón guitarra-piano, con un exceso de lentitud y con un punto de autocomplacencia, que en los próximos álbumes utilizarían reiteradamente), y finalmente "Everything's not lost", que desprende un tufillo gospel, la letra es simplona y trillada (este es su gran handicap, que no tienen letras a la altura de su música) y que en los conciertos servía de artefacto de precisión para que público y grupo se fundieran con el estribillo.
Coldplay, un grupo con muchas promesas hasta que se han contaminado de todos los tics de los grupos superventas. Parachutes, a pesar de todo, un gran álbum para la década en que estamos, donde no han aparecido grandes bandas y que ellos lo han tenido fácil. Saludos y como dicen, no todo está perdido. 

10 comentarios:

WOOD dijo...

Excelente trabajo, amigo Nahim. A mí no me disgusta este grupo. Creo que se les valorará más con el tiempo, antes de que se contaminaran. Abrazo.

Midas dijo...

Felicidades por atreverte con un grupo superventas como "Coldplay", a veces estamos muy condicionados por todo lo que leemos o escuchamos, e incluso nos dejamos sorprender (que no influir) por las reacciones de algún que otro iluminado-snob ante músicas como estas. Y amigo Nahím, para empatizar y tener los oidos bien abiertos, hay que desprejuiciarse. Y tu has realizado un ejercicio brillante en ese sentido. Enhorabuena.

Nahim de Liébana dijo...

No sé Wood. Creo que los Coldplay nunca podrán hacer un "Whit or whitout you" o un "Smells like a teen spirit", un "Losing my religion", ni tan siquiera un "House we used to live in", por el simple hecho de que sus letras no tienen sufiente entidad, ni mucho menos, están a la altura de las canciones mencionadas. Quizás en este primero, a mi personalmente me dieron muchas esperanzas de que podian ir muy lejos.

Nahim de Liébana dijo...

Cierto Midas, a mí me tiene que gustar un grupo para compar su disco o escucharlo en un concierto. Por esto nunca he entendido el fenomeno de los festivales, donde mucha gente va allí a ver el mogollon, ver a bandas que no le gustan y los que gustan solo tocan una parte de lo que hacen un concierto normal. Vale que puedes ir a un concierto y no conocer y que te gusten, pero para mí, primero los tengo que escuchar en casa, para disfrutar las canciones en directo. Midas, quizas este será el grupo más superventas que pondré en esta sección, es elección mia personal. Un grupo puede ser superventas y ser muy acertado a la hora en que coincida con mis gustos. Saludos!

Midas dijo...

Me alegra mucho que toques el tema de los conciertos. En los últimos años la gente acude a festivales sin saber lo que va a ver. Es típico de las nuevas generaciones, que prefieren gastarse 80 Euros en un macroconcierto sin conocer el cartel, a 15 Euros en un cd de un grupo que sí que les gusta...Llámalo fenómeno o llámalo X... Yo soy como tu en ese sentido. Me gusta tener el cd en casa, y luego ver los conciertos. Y el cd comprado en una tienda a ser posible. Los cds de esos grabables con descargas de Internet pueden terminar de posavasos y no te digo ya lo que pienso de las descargas en los móviles... (Sin embargo el Vinilo o el Cd original siempre tiene su lugar preferente en su estantería correspondiente y por orden alfabético). En cuanto a lo que te decía sobre la comercialidad de Coldplay no lo hacía en sentido peyorativo.Todo lo contrario.Me parecía un soplo de aire fresco. Tu mismo has nombrado "Smell like teen Spirit", "With or without you" o "Losing my religion" verdaderos hits en los que la comercialidad no está reñida con la calidad y un pensamiento muy extendido es que sí que está reñida y eso es un prejuicio, igual que el caso contrario. Porque en el mundo Indie hay productos que apestan, pero como son minoritarios y muy cool, algunos críticos se encargan de alabarlos solo por eso.
Uno de los discos que mas me han gustado últimamente,es el "Raising Sand" de Robert Plant y Alison Krauss y ha sido un multiplatino.

Nahim de Liébana dijo...

Midas, te he entendido y disculpame si mi respuesta te ha molestado, ¿sabes? el lenguje de texto tiene la desventaja de que expone la letra friamente y puede dar pie a equivocos. Por supuesto que me gusta la música comercial, y de casi todo, el rock , el pop, el rap, clascia, jazz, cualquier estilo me gusta salvo alguna contada excepción (el R&B es un estilo que no lograré comprender jamás, los medios tiempos no los suelo captar, y las canciones lentas creo que son el sumum de lo dulce, puedes morir de una subida de azúcar mientras escuchas alguna de sus baladas), debe de ser muy ñoña o demasiado extraña o que no lo capte. En el resto de tu opinión, coincido totalmente. Gracias Midas, por tu opinion, y tu respuesta. Saludos!

MARY dijo...

Coldplay me parecen muy buen grupo.
Saludos!!!

Nahim de Liébana dijo...

Cierto Mary, pero sobretodo en los dos primeros álbumes.

Marta Parés dijo...

Hey,

No sé quién eres, pero vale. Gracias por el comentario en mi blog. Ha sido interesante conocer Kraftwerk -pues no lo conocía-...

El articulillo sobre Mazoni tampoco venía a ser una comparación con los Doors, sino que lo inicié con esta subjetiva referencia a la voz de Morrison sobre la de Jaume Pla. Evidentemente, y, sí, por suerte, están lejos de ser una leyenda que acaba épicamente como la de los Doors. Y, sí, precisamente debido a que quizás hoy se hacen las cosas con más pies y cabeza...


Marta

Nahim de Liébana dijo...

Marta!, gracias por comentar en mi blog. "Salutacions"!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...